Confección

Confección

Las botas A.G. son auténticamente cosidas a mano. Los tacos se hacen exclusivamente para cada bota; se recortan tapitas de suela y se cementan. Sobre éstos va el sobre taco de goma. Estas se refuerzan con clavos anillados que no permiten que se desclaven, por ser anillados. En otras fábricas colocan tacos estándar y esto no permite que la bota asiente bien. En A.G. todas las botas tienen los bordes prolijamente pintados a mano con un color negro brillante que le da una fina terminación. Los hilos con que se cosen las botas A.G son de nylon de primera calidad impidiendo que el roce, la humedad y el sudor del caballo lo deteriore. Además usted podrá apreciar que donde comienza o termina una costura, los hilos se los anuda y se los quema; evitando ésto que la bota se descosa. Con respecto a las costuras también nos diferenciamos porque NUNCA una bota A.G tendrá una puntada saltada. También éstas son parejas.

Los cueros que usamos son cuidadosamente seleccionados de animales pequeños. Esto hace que sea más firme, más durable y más resistente. Probablemente en alguna bota se vea alguna marca en el cuero; esto es porque son cueros teñidos (no pintados) con anilinas que permiten ver la flor y además deja que el cuero respire naturalmente. El forro que se usa en A.G. es de nobuck de un considerable espesor, tanto en la caña como en el zapato. Esto es posible únicamente porque la bota está hecha a mano.

El nobuck permite al polista que le absorba la humedad del pie y tenga mejor adherencia al pie. La suela es de pileta, dejada cuatro meses en reposo para darle mayor durabilidad ya que la bota de polo es un calzado que se le exige siempre al máximo.